Como mantener sana una relación de pareja

consejos para lograr mantener la pareja

La pareja no puede caer en la monotonía, unos pequeños cambios pueden asegurar la salud de la relación. La salud de las relaciones de pareja es uno de los temas más complicados a los que nos enfrentamos y que requiere trabajo diario. Una vez pasa la primera etapa típica de “amor irracional”, es importante sentarte

La pareja no puede caer en la monotonía, unos pequeños cambios pueden asegurar la salud de la relación.

La salud de las relaciones de pareja es uno de los temas más complicados a los que nos enfrentamos y que requiere trabajo diario. Una vez pasa la primera etapa típica de “amor irracional”, es importante sentarte con tu pareja y hablar de todo lo que haga falta para mantener tanto la pasión de la misma como esa ilusión inicial que es la esencia de la misma.

Uno de los problemas que más señalan los expertos en coaching de pareja, es la falta de comunicación entre ambos. Es posible que al principio de misma, la relación caiga en la idealización de la otra persona, por lo que como consecuencia del tiempo de convivencia la relación se puede ver afectada

Existen muchas herramientas para evitar que la pareja caiga en la monotonía y hoy vamos hablar tanto de las posibilidades a nivel pasional, como de los pequeños trucos del día a día que nos ayudan a mantener “fresco y sano” nuestro amor por el compañero elegido

La comunicación es la base de cualquier relación. La posibilidad real de poder decirle a la persona que te acompaña qué necesitas, qué te gusta o qué no te gusta es fundamental. En las primeras fases de la pareja, el enamoramiento nos hace idealizar a la persona, pero poco a poco esta imagen de amor romántico puede ir desapareciendo. No obstante, si esto pasa, no todo está perdido, al llegar a esta etapa seguramente la confianza en la pareja sea casi total, por lo que se entra en un estado en el que cada uno deberá ser lo más sincero con el otro. De esta manera es posible llegar a un entendimiento mutuo total y poder abordar temas que antes no eran posibles

Vamos a ver algunos consejos para tener una relación de pareja sana

La comunicación: Una comunicación fluida es fundamental en la pareja. No vamos a negar que puede ser complicada y que requiere de un trabajo diario que facilita poder decir todo lo que sentimos o necesitamos de la otra persona. Uno de los temas que más problemas provocan son los que tenga un cierto contenido sexual, bien sea por la vergüenza a la hora de plantearlos o por la educación que todos hemos recibido.

Cuando alguno de los dos tenga que plantear un gusto o una necesidad, debe hacerse con total confianza dado que la relación sexual implica a ambas partes. Si por ejemplo a ella le apetece tener otro estímulo mediante un huevo vibrador, no deberías tomártelo como algo malo, todo lo contrario dado que te está ofreciendo compartir la experiencia

Evitar la monotonía en la relación: Al igual que muchas comidas son ricas y nos encantan, comer todos los días lo mismo puede hacer que desarrollemos cierta aversión a un alimento en concreto. En la pareja, salvando las distancias, puede ocurrir lo mismo, evitar caer en la monotonía es fundamental. Una opción muy interesante es introducir pequeñas novedades en vuestras relaciones mediante juguetes u otras opciones divertidas que os gusten a los dos, como las que ofrece Yousexshop. La realidad es que la “muerte por aburrimiento” existe en las parejas y la componente sexual suele ser una de ellas

Los reproches tienen que hacerse cuando tienen sentido: Al igual que en el día a día de otras relaciones (familiares o de amigos), la necesidad de hacer un reproche y poder hacerlo sin miedo a unas consecuencias desmesuradas es muy importante. Tan importante es poder comunicarle a tu pareja lo que no te gusta cómo saber hacerlo. No tienen sentidos los reproches que se hacer después de mucho tiempo pues desvirtúan lo que se dice y hacen sentir mal a la otra persona

Buscar un tercer cómplice: Es decir, buscar un compañero o compañero de juegos de cama en alguna web de contactos.

 

Pregunta siempre a tu pareja: Por mucho que conozcas a tu pareja, o que pienses que la conoces, no puedes saberlo todo. Evita las situaciones tensas por culpa de la falta de comunicación. Este tipo de cuestiones suele darse con bastante normalidad en las relaciones más íntimas. Dado que es un momento en el que los dos tenéis que estar alineados, una pregunta no sobra nunca. Si por ejemplo te gustaría probar una cola anal, plantéalo y no lo impongas nunca. Seguramente tu pareja acepte sin más problemas tu idea, pero deberías preguntar si le apetece compartir contigo esa experiencia

Estos son pequeños trucos que todos podemos utilizar en el día a día y nos ayudarán a tener relaciones más sanas y duraderas. La pareja es de lo poco que podemos elegir en la vida, cuídala y trabájala día a día, vuelve a conquistarla con estos consejos