Propuesta antirrutina

¿Alguna vez habías oído hablar de la pintura corporal comestible? Déjame contarte que este simple juego, pero a la vez muy divertido, será capaz de cambiar tu encuento, de aburido y rutinarrio a divertido, nuevo y excitante: la pintura incorpora un pincel con el que podrás pintar el cuerpo de tu pareja, dibujos, flechas indicadoras… lo que quieras, todo es cuestión de tu imaginación, conseguiréis un ambiente divertido, un comienzo nuevo, excitante, sorpredente y delicioso, el resto del juego solo depende de vosotros, de vuestra capcidad de imaginación, de vuestra capacidad de jugar, de probar, ariesgar…

La convivencia y el tiempo son los dos grandes antídotos contra la pasión, acostarte con los rulos, pasearte por la casa con la mascarilla, depilarte delante de él/ella, no preocuparse más por el físico, andar por la casa vestido como un vagabundo, etc. Reavivar la pasión implica volver a la sorpresa constante, retomar la seducción, el coqueteo los juegos… por eso esta pintura puede ser un buen comienzo. Por cierto, ¡no deja la piel pegajosa! Las opciones son miles polvos cometiblesaceites de masaje comestibles… y bastante fáciles de llevar a la práctica, así que ya lo sabes, mantener la llama encendida en tu pareja es una cuestión pura y exclusiva de vosotros dos, ¿qué esperáis?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *